Enrique Palacios por Pedro Maal

Enrique palacios

Foto: Fran Beaufrand / Ilustración: Valentina Alvarado

Enrique Palacios – Modelo

Conozco a Enrique desde que comenzó su carrera de modelo, mucho antes de existir Complot. Recuerdo el primer día que nos conocimos en un casting, con esa sonrisa que se ha convertido en su sello. Amable, encantador, y obviamente muy guapo, Enrique cautivaba a todos. En aquel entonces yo producía los eventos para L’Oreal y Enrique hizo sus primeros trabajos de modelo con nosotros. Luego de un tiempo trabajando en Caracas, se marchó a París y allí comenzó su carrera como modelo internacional. Inmediatamente se convirtió en un éxito, casi no existía desfile o revista en la que Enrique no apareciera, había nacido una estrella.

Cuando preparamos la primera edición de Complot le pedimos que fuera nuestra portada. Viajó a Caracas desde Milán para realizar el photoshoot con Fran Beaufrand y así nació nuestra portada número uno, con el modelo venezolano más cotizado del momento.

Más tarde vendría la portada de la Edición 6, fotografiada igualmente por Fran en Nueva York junto a la top model española Eugenia Silva. Un año después Enrique quiso jugar con su imagen y junto a su amigo, el fotógrafo y modelo Mario Pagano, realizamos en Caracas la polémica portada de la Edición 12 de Complot magazine.

En cada una de estas ocasiones, Enrique fue el mismo que conocí de adolescente, con más experiencia profesional, pero siempre con esa simpatía y sencillez que lo caracteriza.

Hace 5 años, cuando celebramos nuestros 10 años, le pedí a Enrique que fuera una vez más nuestra portada, pero entonces la acompañamos de una entrevista, para que las nuevas generaciones conocieran de sus éxitos y experiencias. Ya en vísperas de su paternidad, la realizó honrado de haber sido seleccionado como portada de las ediciones más icónicas de Complot. Y para completar el carácter especial, convocamos a Fran Beaufrand para repetir esa primera portada, diez años después, cuando fue por primera vez el rostro de Complot.

Lo recuerdo en una oportunidad, cuando ambos nos encontramos sentados en un aeropuerto esperando la salida de un vuelo retrasado, mirando en su laptop los planos de su nuevo apartamento, diseñado por él mismo. Conversando sobre lo verdaderamente importante en la vida y lo real de un mundo tan frívolo como la moda, descubrimos la razón por la que él representa tan fielmente la imagen de nuestra revista. Un modelo muy bien parecido, encantador pero con un gran contenido para compartir.

Hoy puedo imaginar la felicidad de Enrique durante las fotos de la campaña de Dolce & Gabbana bambino, ahora que él es padre de familia. Y no puedo ocultar la mía cuando veo triunfar a mi amigo Enrique.

Por:

Pedro Maal – Director Creativo de Complot Magazine

@maalpedro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s